Publicador de contenidos

Funda de puñal

Esta es una de las piezas más espectaculares del yacimiento de La Hoya, en Laguardia. Es una funda o vaina para un puñal de tipo Miraveche-Monte Bernorio,  llamado así puesto que en estos yacimientos castellanos se identificó ese modelo por primera vez.

Fue recuperada durante la excavación del principal cementerio del poblado que, como es habitual en esta época, tenía como base ritual la incineración del cadáver. Las cenizas se depositaban en una cista o caja de piedra, acompañadas con algunos de los objetos representativos de la vida del difunto, en este caso sus armas de guerra.

La abundancia de ajuares militares aparecidos en las cistas que componían esta necrópolis nos hace pensar que estaba dedicada, casi en exclusividad, al uso de los guerreros del poblado.

Un aspecto destacable de la pieza es la calidad de la decoración, realizada usando las técnicas del nielado y del damasquinado, que consisten en la ejecución de pequeñas incisiones en las que se introduce un esmalte de sulfuro de plata o directamente hilos de ese metal. El gran dominio de estas técnicas demuestra que, además de los guerreros, en estos asentamientos vivían artesanos cualificados, capaces de producir este tipo de objetos, y probablemente también, comerciantes, encargados de su distribución lejos de su lugar de producción.

La vaina con su puñal se llevaría cruzada sobre el pecho, sujeta al hombro o a la cintura por una especie de correa denominada tahalí, a menudo también profusamente decorada. La riqueza ornamental ha llevado a suponer que estos objetos no se utilizarían como simples armas, sino que formarían parte de un equipamiento de gala o de parada, como demostración del prestigio, del rango o de la riqueza de su portador.

 

Cronología aproximada:

Siglos II - I a.C.  / II Edad del Hierro

Procedencia:

Necrópolis de La Hoya. Yacimiento visible y señalizado

Planta 2