Ficha Historia museo arqueologia

Historia del museo

El origen del Museo de Arqueología de Álava es antiguo. Los primeros intentos se remontan al siglo XVIII, por iniciativa de diversos eruditos y coleccionistas locales, como Diego Lorenzo Prestamero o Joaquín José Landazuri, que también participaron en la fundación de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País.

A partir del descubrimiento del dolmen de Eguilaz en 1832,  aumentó el interés por la arqueología. Muchos investigadores se dedicaron a recorrer la geografía alavesa y a promover excavaciones de las que surgieron las primeras colecciones. Destaca entre ellos Federico Baraibar, que recopiló materiales de distintos yacimientos para fundar, a comienzos del siglo XX, lo que él mismo denominó “Museo Incipiente”, en el antiguo Instituto Ramiro de Maeztu, hoy sede del Parlamento Vasco.

Más tarde, fue la Escuela de Artes y Oficios el lugar de depósito de los materiales procedentes de las excavaciones de Enrique de Eguren y José Miguel de Barandiarán, quienes junto a Telesforo Aranzadi, marcan el inicio de la arqueología moderna en el País Vasco. 

 

[ATHA-DAF-SCH-34392]

 

Tras la Guerra Civil, por encargo de la Diputación Foral de Álava, Domingo Fernández Medrano, agrupará los fondos dispersos por la provincia en dos salas del Palacio Augustin, en lo que se denominó la “Casa de Álava”.

 

[FSS_C.V_CM.-CAJA MUNICIPAL, S.1. SS.3.7-0049]

 

Finalmente, el aumento de las excavaciones y el volumen de los materiales recogidos motivó el traslado en 1965 al edificio de la Casa de los Guevara-Gobeo-San Juan, en el casco histórico, donde, tras unos años compartiendo espacio con la colección de Armería, acabó fundándose, en 1975, el Museo de Arqueología de Álava, inmediato predecesor del actual.