Publicador de contenidos

Segunda planta: la Edad de Hierro


La segunda planta está dedicada a la Edad del Hierro, nuestra protohistoria,  que comenzó hace unos 3.000 años y concluyó con la llegada de la escritura durante el Imperio Romano. Durante estos casi 1.000 años se introdujeron grandes avances tecnológicos. Se consiguió dominar el trabajo de los metales,  destacando el uso del hierro, e introducir el torno rápido, que permitió realizar cerámicas más finas, regulares y de formas complejas. En las vitrinas descubriréis adornos de bronce como colgantes y fíbulas (broches para la ropa)  e instrumentos de hierro: armas, hoces, rejas de arado o cinceles. Junto a cerámicas a mano,  veréis también otras más elaboradas: copas decoradas con motivos circulares pintados, cajitas de barro con decoración excisa, una cantimplora o un embudo.


La aparición de bolas de piedra, pesas y alguna moneda, atestiguan la existencia del comercio. El hallazgo en distintos yacimientos de fundas de puñales, cinturones y tahalíes con una complicadísima decoración nos da idea de la existencia  de artesanos especializados que vendían estos productos más allá de los límites del poblado,  y de élites guerreras que los compraban. En una de las vitrinas podréis descubrir cómo iban pertrechados estos guerreros, al menos tras su muerte, ya que estos objetos fueron encontrados en las tumbas donde se enterraron sus cenizas.


Nuestro paseo por la arqueología de la Edad del Hierro finaliza con la aparición de los primeros indicios de presencia romana en Álava. Proyectiles de honda también llamados glandes, monedas y clavos de sandalias o caligae son algunos de los restos hallados en el posible campamento o campo de batalla de Andagoste en Kuartango.

Ataque a La Hoya

Otras plantas de la exposición

Ruta cercana

La Prehistoria

Primera planta

Ver más
Ruta cercana

Mundo romano, Tardoantigüedad y la Edad Media

Tercera planta

Ver más